gtag('config', 'UA-140135221-1');

Cuando una corriente de pensamiento gana popularidad se tiende a sobre utilizarla. El pensamiento sistémico no está libre de esa posibilidad y por ende es importante entender cuando pensar sistémicamente puede proveer una mirada útil sobre un problema.

El pensamiento sistémico no sólo nos permite analizar el mundo de una mejor manera, sino que es una herramienta para generar soluciones transformadoras, como la agroecología y los esquemas de Adaptación basada en Ecosistemas.

El pensamiento de sistemas significa usar el método de síntesis como herramienta de producción del conocimiento y es especialmente útil cuando queremos identificar formas alternativas de resolver un problema complejo. El pensamiento sistémico tiene mucho que aportar para abordar la complejidad que surge de la interconectividad de diversos elementos que generan un problema.

La crisis ambiental que vivimos nos exige nuevas formas de entender el mundo. Gracias al pensamiento sistémico, científicos han definido nueve fronteras planetarias que en su conjunto delimitan el “espacio seguro” donde la humanidad puede operar sin ocasionar su propia destrucción. Este paradigma resalta la resiliencia de nuestro Planeta como fundamento de la recuperación que todos necesitamos.