gtag('config', 'UA-140135221-1');
Publicaciones

Joyce Tognola Pimentel: Doctora y Maestra en Desarrollo Económico por Universidade Federal do Rio Grande do Sul con enfoque en el desarrollo y aplicación de estrategias y metodologías de evaluación de intervenciones sociales

Resumen: El suceso de una iniciativa de impacto colectivo dependen de cinco condiciones claves: una agenda común, un sistema de medición compartido, actividades de refuerzo mutuo, comunicación continua y una organización troncal de apoyo. La Teoría de Cambio como una herramienta de evaluación que permite conectar los impactos a actividades de manera estratégica auxilia a gestión del impacto colectivo en la definición de al menos 3 aspectos fundamentales, de la agenda común, del sistema de medición y de las actividades de refuerzo mutuo.

En 2011, John Kania y Mark Kramer publicaron el artículo “Collective Impact” en la revista Stanford Social Innovation Review, desde entonces el término impacto colectivo se ha vuelto muy popular entre aquellos que trabajan promoviendo el desarrollo sostenible o buscando soluciones a problemas sociales complejos. La novedad del artículo no fue señalar la importancia de trabajar en con distintos actores, pues muchas organizaciones y actores ya trabajaban de manera conjunta en distintas problemáticas, pero su principal contribución fue crear una estructura teórica tangible para aquellos que querían trabajar con este enfoque de manera sistemática.

La hipótesis fundamental del artículo es que el cambio social a gran escala proviene de una mejor coordinación intersectorial en lugar de la intervención aislada de organizaciones individuales (Kania y Kramer, 2011, p.38). Así fue definido como impacto colectivo como el compromiso de un grupo de importante de actores de diferentes sectores con una agenda común para resolver un problema social específico. (Kania y Kramer, 2011, p.36). Iniciativas de impacto colectivo por su vez son iniciativas que involucran una infraestructura centralizada, un personal dedicado y un proceso estructurado que conduce a una agenda común, una medición compartida, una comunicación continua y actividades de refuerzo mutuo entre todos los participantes. (Kania y Kramer, 2011, p.38)

Derivado de eses conceptos fueron identificados en esa estructura metodológica cinco condiciones claves que implican en el éxito compartido de una iniciativa de impacto colectivo:

  • Agenda común: el impacto colectivo requiere que todos los participantes tengan una visión compartida para el cambio, una que incluya una comprensión común del problema y un enfoque conjunto para resolverlo mediante acciones acordadas.
  • Sistemas de medición compartidos: desarrollar un sistema de medición compartido es esencial para el impacto colectivo. El acuerdo sobre una agenda común es ilusorio sin acuerdo sobre las formas en que se medirá e informará el éxito. La recopilación de datos y la medición de los resultados de manera consistente en una lista corta de indicadores a nivel comunitario y en todas las organizaciones participantes no solo garantiza que todos los esfuerzos permanezcan alineados, sino que también permite que los participantes se responsabilicen unos a otros y aprendan de los éxitos y fracasos.
  • Actividades de refuerzo mutuo: El poder de la acción colectiva no proviene del gran número de participantes o la uniformidad de sus esfuerzos, sino de la coordinación de sus actividades diferenciadas a través de un plan de acción que se refuerza mutuamente, los esfuerzos de cada parte interesada deben encajar en un plan global. Las múltiples causas de los problemas sociales, y los componentes de sus soluciones, son interdependientes. No pueden abordarse mediante acciones no coordinadas entre organizaciones aisladas.
  • Comunicación continua: Se necesita una comunicación abierta, consistente y continua entre los muchos actores para generar confianza, asegurar objetivos mutuos y crear una motivación común.
  • Organización troncal de apoyo: crear y gestionar el impacto colectivo requiere una organización y personal separados con un conjunto muy específico de habilidades que sirvan de columna vertebral para toda la iniciativa. La organización troncal planificar, administrar y respaldar la iniciativa a través de la facilitación continua, la tecnología y el soporte de comunicaciones, la recopilación de datos y la generación de informes, y el manejo de los innumerables detalles logísticos y administrativos necesarios para que la iniciativa funcione. El impacto colectivo también requiere un proceso altamente estructurado que lleve a una toma de decisiones efectiva. (Kania y Kramer, 2011)

En la literatura y en las estrategias desarrolladas de evaluación de impacto unas de las herramientas más utilizadas es la Teoría de Cambio. El desarrollo de una teoría de cambio es la representación adecuada de lo que una iniciativa busca alcanzar y de qué forma se alcanzarán los objetivos. “Ideally, a theory of change explains how change is understood to come about, rather than simply linking activities to expected results with an arrow”. (Rogers, 2014).

Según, (Ortiz y Rivero, 2007), una teoría de cambio facilita una explicación clara de la lógica subyacente a las conexiones entre las precondiciones y las intervenciones que han sido identificadas. Asimismo, apoya también la construcción de consenso sobre la estrategia para alcanzar el éxito o sea las actividades necesarias. La teoría del cambio también facilita a construcción de los indicadores necesarios para el monitoreo y la evaluación impacto de una iniciativa, haciendo explícito el camino para que una iniciativa genere impacto. Ayuda al diseño de una evaluación de impacto que no sólo mida si un programa es efectivo o no, pero también cuáles son los mecanismos necesarios para que el impacto ocurra.

Los beneficios de agregar la teoría del cambio en una iniciativa de impacto colectivo son: facilitar la identificación de los elementos que son críticos para el éxito de la iniciativa; ayuda en la construcción de un entendimiento común sobre el problema, actividades y las expectativas entre las partes interesadas; identifica medidas para determinar el progreso en las variables intervinientes de las que dependen los resultados; identifica los supuestos que se están haciendo y proporciona el fundamento para la evaluación. Eses beneficios se conectan con al menos 3 de las condiciones claves para el éxito de una iniciativa de impacto colectivo: la agenda común, el sistema de medición compartido e las actividades de refuerzo mutuo.

En resumen, la estructura teórica de impacto colectivo puede ser muy beneficiada por la utilización de la Teoría de Cambio en al menos 3 de las condiciones claves para el éxito de una iniciativa de impacto colectivo: la agenda común, el sistema de medición compartido e las actividades de refuerzo mutuo.

Referencias

John Kania & Mark Kramer (2011). Collective Impact. Stanford Social innovation review Winter 2011

Ortiz, A., & Rivero, G. (2007). Desmitificando la Teoría del cambio. PACT Capacity Building Brief.